I Parte ”El Mantenimiento Autónomo como clave para el TPM”

TPM8 1. INTRODUCCIÓN

El mundo entero  vive un momento histórico donde las nuevas tecnologías están revolucionando los ámbitos social, político y económico. En este vertiginoso proceso, las empresas, el sistema educativo, y la sociedad en su conjunto, deben tener la capacidad de aceptar y adaptarse a los nuevos métodos de trabajo.

De la globalización, ha surgido un nuevo ordenamiento macroeconómico que viene alterando en forma de escalonada las economías de los países, las regiones y  las empresas. La revolución tecnológica ha tenido un efecto de fundamental importancia en ello, repercutiendo en  el mundo del trabajo.

En las últimas décadas, se ha visto la necesidad de  introducir  a los diversos procesos de la industria nuevos métodos de trabajo, donde un trabajador realiza diferentes acciones en distintos tiempos en un día de labor.

En el ámbito industrial se ha integrado a los nuevos métodos de trabajo, la técnica del Mantenimiento Productivo Total conocido en sus siglas en inglés como TPM (Mantenimiento Productivo Total), sistema innovador de producción que consiste en planificar una serie de tareas que deben asignarse a todas las funciones asociadas con el uso del equipo, en palabras del Dr. Jack Roberts: ´´Se emplean muchas herramientas en común, como la delegación de funciones y responsabilidades cada vez más altas  en los trabajadores, la comparación competitiva, asi como la documentación de los procesos para su mejoramiento y optimización´´.

 Nota: En el artículo se empleará la abreviatura TPM pues se ha convertido en un nombre que todos quienes se encuentran  mantenimiento industrial lo comprenden.

Esto ha contribuido a que muchas empresas mejoren  su rentabilidad obteniendo entre otros beneficios; ahorros, mejoras en la calidad del producto y se trabaje en un ambiente general, donde las personas son tomadas como seres humanos, pensantes y mejores trabajadores.

El TPM está integrado por diferentes etapas   o pilares para su respectiva implantación entre ellas destacan:

Pilar 1: Mejoras Enfocadas (Kaizen).

Pilar 2: Mantenimiento Autónomo (Jishu Hozen).

Pilar 3: Mantenimiento Progresivo o Planificado (Keikaku Hozen).

Pilar 4: Educación y Formación.

Pilar 5: Mantenimiento Temprano.

Pilar 6: Mantenimiento de Calidad (Hinshitsu Hozen).

Pilar 7: Mantenimiento en Áreas Administrativas.

Pilar 8: Gestión de Seguridad, Salud y Medio Ambiente.

Este artículo está enfocado en  uno de los principales pilares claves del TPM, el cual es el Mantenimiento Autónomo,  basado en la experiencia de la exitosa implementación en una de  las Plantas Irex de Costa Rica, (ver anexo 1 Antecedentes de la empresa).

Se desarrollará alrededor de  tres tópicos principales:

  1. Las principales barreras que pueden impedir la implantación del Mantenimiento Autónomo.
  2. Etapas del Mantenimiento Autónomo.
  3. Sostenibilidad del Mantenimiento Autónomo.

2. DESARROLLO

2.1. Las principales barreras que pueden impedir la implantación del Mantenimiento Autónomo.

Según menciona J. Guadalupe González Guajardo, en su artículo sobre Mantenimiento Autónomo:

´´ El mantenimiento autónomo es una de las etapas de la preparación de las condiciones de implantación del TPM y es la acción más compleja y que más tiempo lleva en realizar, por lo difícil de dejar la forma habitual de trabajo.´´

Dentro de los principales retos se presentan:

Primeramente,  es de relevante importancia que las jefaturas de producción crean que el mantenimiento autónomo como tal  es parte de su responsabilidad y es esta área quien debe liderar dicha etapa, especialmente por las implicaciones que representa respecto a la programación de la producción, paralelo a disponer de un porcentaje del tiempo y mano de obra para la aplicación del mantenimiento en los equipos. Haciendo  la salvedad que el departamento de Producción lidera, de la mano con el apoyo de los sectores de Mantenimiento, Seguridad Ocupacional y Aseguramiento de la Calidad.

Seguidamente se requiere tener claro el alcance del proyecto para que la comunicación del mismo se realice de forma directa y clara, se recomienda la implantación en un área piloto, para evaluar los aciertos y desaciertos, lo cual permite ir perfeccionando el método en las siguientes implantaciones, así como demostrar a la alta dirección resultados a corto plazo que permitan la aprobación de los recursos para las futuras etapas.

Como tercer aspecto el involucramiento de la alta dirección es primordial, muchas veces hemos escuchado y leído que para tener éxito en la implementación de una metodología es necesario el compromiso total y decidido de la Dirección de una planta, inclusive se dice: Que el nivel de dirección es el directamente responsable del éxito o fracaso. Cabe rescatar que este es uno de los principales factores de éxito en la Planta en la que se fundamenta este artículo.

El requisito más importante para lograr el éxito del  Mantenimiento Autónomo es la total adhesión – del nivel directivo – (direcciones, gerencias y mandos medios). En otras palabras podríamos decir que el compromiso total y sostenido de la dirección se inicia capacitando a este nivel a la hora de plantear el desafío de implantar el Mantenimiento Autónomo.

Seiichi Nakajima dice: que la importancia del compromiso del director se inicia en el lanzamiento de la decisión de implantar el Mantenimiento Autónomo y da la importancia a la capacitación al nivel directivo e indica que continua en etapas posteriores con la capacitación de la base de trabajadores quienes realizarán los trabajos de implantación más tarde.

Podemos decir entonces que el compromiso de la dirección se traduce como, el nombramiento de un Líder que con su apoyo total y decidido, sea quien involucre al nivel directivo, y el total de trabajadores en la nueva forma de trabajo, especialmente por la laborioso tarea que esto implica.

2.2  Etapas del Mantenimiento Autónomo.

 Como se mencionó anteriormente el mantenimiento autónomo es una de las etapas de la preparación de las condiciones de implantación del TPM. Posteriormente en la etapa de implantación, respecto a la formación del personal en la metodología del TPM es una actividad importante. Esto nos indica que se fija en el principio y se corrige más tarde.

Estas actividades comprenden: Metodología de las Cinco S, y el Mantenimiento Autónomo, Promoción y soporte total de los siete pasos del mantenimiento autónomo y Establecimiento de diagnóstico de habilidades (Capacitación y adiestramiento en Multi-habilidades) y Procedimientos de trabajo. A continuación se citan las etapas de la implementación del mantenimiento autónomo según Seiichi Nakajima:

1. Limpieza inicial.

2. Proponga medidas y señale las causas y efectos de la basura y el polvo.

3. Estándares de limpieza y lubricación. El método de trabajo de las 5S.

4. Inspección general.

5. Inspección autónoma.

6. Organización y ordenamiento.

7. Término de la implantación del mantenimiento autónomo.

Es eminente para una implementación exitosa,  que cada empresa geste su propia metodología basados en su cultura organizacional, recursos y necesidades identificadas, de esta forma como sucede en la medicina el tratamiento se dirige directo a la vena y sus efectos son más rápidos y efectivos. A continuación se cita las etapas adaptadas a las necesidades de la planta de artículos de limpieza – Irex de Costa Rica:

  1. Implementación de la herramienta de las 5S. Proceso que se realizó en un área piloto durante dos años (2005 -2006),  colaboraron el investigador Ing. Julio Carvajal, del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC) y el experto japonés Kenichi Shakai de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA).
  2. Se elaboró una estadística de las principales causas de paro: implicó realizar una estadística por causa de falla en el equipo, (mecánico, hidráulico, eléctrico).
  3. En base a la estadística se definió el diagnóstico de cada equipo (mecánico, hidráulico, eléctrico).
  4. Elaboración del Manual de Mantenimiento Autónomo: fue una de las etapas más arduas porque previamente se definieron cuales tareas realizaría el Área de Mantenimiento y cuáles serían responsabilidad de los operarios de producción, las cuáles fueron descritas en dicho manual. La estructura del mismo se distribuyó en seis fases: Introducción, Responsabilidades, Medidas de seguridad, Mantenimiento Semanal, Mantenimiento Quincenal y Lista de Chequeo. El sentido de pertenencia es primordial por tanto participaron operarios, eléctricos, mecánicos, ingenieros, especialistas de seguridad ocupacional así como ingenieros del área de aseguramiento de la calidad.
  5. Capacitación Teórico: se impartió basada en el Manual de Mantenimiento Autónomo, por un mecánico experto en los equipos.
  6. Entrenamiento y Supervisión por un Mecánico Experto: en esta etapa se dedicó cuatro sesiones de ocho horas bajo estricta supervisión, dada la responsabilidad que implica en aspectos de operación del equipo. El Mantenimiento Autónomo debe ser bien dirigido, para evitar que se convierta en una actividad contraproducente y/ó que el operario aplique prácticas incorrectas que afecten la calidad del producto así como el deterioro del equipo.
  7. Evaluación del Mantenimiento: después de la realización de las tareas de mantenimiento autónomo el mecánico experto y el supervisor de producción proceden a realizar una inspección con la lista de chequeo, basada en el manual respectivo. Sí alguna tarea requiere ser mejorada se realiza la corrección de inmediato y se le toma una fotografía. Posteriormente el mecánico escribe las observaciones de mejora más relevantes. Y el Supervisor realiza un mural  dirigido a todos los operarios con el objetivo de retroalimentar cuales tareas se requieren mejorar en el siguiente mantenimiento.
  8. Certificación: en el momento que los operarios demuestran dominio de las tareas asignadas, se procede a certificarlos,  lo cual se ha convertido una competencia del perfil del puesto de trabajo.
  9. Plan de Mantenimiento anual: en conjunto las áreas de mantenimiento  y producción definen un cronograma anual de mantenimiento basados en la vida útil del equipo, porcentaje de ocupación y criticidad del proceso.
  10. Definir Stock de repuestos: este es un proceso que demora por lo menos un año después de la puesta en marcha del Mantenimiento Autónomo se recomienda sea basado en las estadísticas escritas en las listas de chequeo.
  11. Formar entrenadores: es relevante conforme se incorporan otras áreas, desarrollar un equipo de entrenadores que puedan brindar soporte a los mecánicos. En poco menos de un año se desarrollaron operarios para aleccionar a los nuevos operadores,  prácticamente pasaron de aprendices  a maestros, lo cual evidentemente contribuyó a su desarrollo y crecimiento profesional.
  12. Refrescamiento de la capacitación: se recomienda cada ocho meses realizar una capacitación de refrescamiento para fortalecer el proyecto y si los operarios demuestran destreza se les puede incorporar una nueva tarea a realizar con el objetivo de profesionarlos.

En síntesis el éxito de Irex de Costa Rica ha sido principalmente el involucramiento de los operarios, con los mecánicos otorgando el valor a las recomendaciones para el mejoramiento de los equipos, contribuyendo a crear el sentido de pertenencia y mejora de la moral de los trabajadores la cual se traduce en hacer lo posible para que los equipos no se detengan durante los tiempos programados para la producción implicando un incremento de la productividad de un 20%, reducción de paradas por mantenimiento en un 20%, disminución del desperdicio en un 40%, estos resultados se traducen en aumento de la capacidad, productos con una mejor calidad y mejor control de los procesos, mejor relación entre los departamento de producción, mantenimiento y calidad, aspecto que incide mucho en la eficiencia de una planta de producción. A su vez cabe mencionar que como parte de una cultura de mejora continua dicha empresa ha realizado durante cuatro años consecutivos una Feria Industrial, en la cual los colaboradores exponen sus mejores proyectos enfocados en diferentes categorías: 5S, Mantenimiento Autónomo, Seguridad, Productividad, Medio Ambiente, Mejoras Administrativas y Automatización, por año se han expuesto 30 proyectos lo cual permite una divulgación interna y externa sobre  soluciones innovadoras. Por lo tanto en Irex de Costa Rica  como objetivo estratégico se realizará la implementación de mantenimiento autónomo  en tres plantas más pertenecientes a dicha  empresa.

Continua …

Elaboración, Revisión y Aprobación.

Elaborado por: Ing. Rosmy Quirós A, MBA.

Aprobado y Revisado por:

Ing. Catalina Thames Leiva. MBA. Gerente de Producción Irex de Costa Rica.

Ing. José Antonio Vargas. MBA. Subgerente General Irex de Costa Rica.

Publicado Libro Mantenimiento Productivo Total TPM, Lecturas Escogidas.

Editado por Ing. Julio Carvajal Brenes.

Impreso por Publicación TEC – 2010

Síguenos

Un pensamiento en “I Parte ”El Mantenimiento Autónomo como clave para el TPM”

  1. El presente articulo tiene como finalidad conocer los antecedentes del mantenimiento industrial, sus conceptos basicos como la conservacion, preservacion y mantenimiento, sin dejar de lado la clasificacion de estos ultimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>